si no le dice lo que piensa
es por esa innata empatía con los otros
que le impide ser directa con sus palabras
como los francotiradores con sus desgracias. 

















una vecina acaba de averiguar que la vida sí es un cuento de hadas.
Y de que ya no está enamorada...

Es sólo verte, 
y siento cómo tocan mis entrañas 
boys don´t cry
con los platillos de un mono ambulante.
 


















ella baila y lo hace como las nubes cuando se mueven,
sin importarles quien las mira,
sube el volumen de la radio,
y canta ámame como si fuera la primera vez
mientras agarra otro lexatin 
de la mesa donde yo escribo.