Birthday collage moments


Ayer fue un día intenso, y es que mientras menos lo piensa o espera uno, más te acaba sorprendiendo la secuencia de minutos. Un día de trabajo y pasteles y unos compañeros con un cumpleaños feliz en cuanto entro a la redacción, mi mesa, un paquete, una tarjeta y un anhelo de hace mucho que demuestra que te quieren, las converse negras de suelo y punta negra que quería, emoción en los ojos y en mi mirada, sentimientos a flor de piel y mil gracias sin racionar, sois los mejores.


Y otro pastelito porque no es por nada pero mira que están buenas las jodías palmeritas de chocolate...Y salgo a las 8 y me voy a casa, y me fumo un petilla con mi compañera de piso, y un zumo de coco y pera, y una oreja que no se ha separado del móvil en todo el día, no me ha faltado nadie, increíble y halagador en extremo, y han aparecido los desbancados, los olvidados, los amigos de antaño que inexplicablemente todavía se acuerdan de este día, y uruguayos y argentinos mandandome mails o mensajes, gente de aqui, de 100 km a la redonda, de la puerta de al lado, o del más allá. Siento que me sentís y me lleno como un globo con forma de luna.


Y quedo con mi niño y nos encontramos en Chueca, plenas fiestas que aún no había visto, salidas al exterior, colorido y serenidad, y ando y me alejo del tumulto, y un chiringuito lejano con poca gente, con muchas risas y cervezas fresquitas, y Jaione y Penélope que vienen a darme un beso, y gon que aparece y nos abrazamos y nos decimos te quiero, y marta y su chico, y unas flores de margarita, y marta hablando y yo que la busco, y le pido un beso y luego otro, y una mochila preciosa para mi bici nueva, gracias, ¿os he dicho que os quiero?, una mesa y unas quesadillas de flor de calabaza, un cigarro, un ron muy rico y me encuentro con Jaime el nen, y con Lamana, amiga de la infancia, y con éste y aquel y la de más al fondo...y nos vamos y de camino a casa nos pasamos por el Florida Park, discoteca donde antaño los viejos se marcaban sus pasos y hoy fiesta de ambiente por el orgullo más orgulloso. Y entramos, y me digo, mi último brindis, mañana trabajo, y es tu cumple, la última que es el último 29 cumpleaños, y allá que estamos en la sala de baile, con una lámpara enorme de araña de tintes barrocos, y una pista enorme con cristaleras que muestran un parque inmenso,,,preciosa sala la verdad y sin pagar un duro, me invitan a una copa y me encuentro con más gente, con amigas de las de siempre y con otras que no lo eran, con caras nuevas que no esperaba y con caras de coño que alegría verte, y estoy tranquila con todo mi alrededor, disfruto de las conversaciones y sonrío por dentro, miro y me quiero conmigo misma, y con los mios tal y como sois, un año más, al final dos copas, y un taxi en la puerta porque soy afortunada, y buenas noches, lleveme a mi casa por favor, abro la nevera y me hago un sandwich calentito, me tumbo en mi cama, miro el cielo y pienso que mañana venís ya todos y me digo que hoy que era el día ha sido como tenía que ser, imprevisible y por tanto, encantador... nos vemos esta noche y mañana a descansar y un baño de piscina que ya es lo que me pide mi mente, y otro de mis zumos naturales o de bote según se de y ahora sí, gritarme a viva voz mientras me retiro en un césped sin malas hierbas que...

SI ESTO ES LA VIDA... ME LA QUEDO

No hay comentarios: