La rebelión de mi "yo"

Me sangra la cabeza, a fuerza de tanto estrujarla buscándome en todo mi "yo", he provocado un derrame que no hay manera que tapone. Me sale por las orejas, por la nariz y por los lagrimales, y me riñen porque estoy dejando el suelo del salón hecho unos zorros;
- pero ¿qué estás haciendo, acaso no sabes que la sangre no sale con nada?; ¡¡¡ hasta el sofá nuevo lo manchaste!!!

Y yo corro al baño y cojo las toallas y las hago jirones para taparme las aberturas, pero mi "yo" es más inteligente y no quiere hacerme caso, sigue desangrándose y dejando el retén de líquido para el recuerdo mientras da vida a la fluidez del "yo" que es suyo.

Y entre tanta sangre y con tanto correr ha acabado por resbalarse la riña y ahora ella también sangra de lado a lado del salón, y mientras le digo que la sangre no sale con nada, le sirvo en chupitos de lejia la idea de dejar en blanco a nuestros "yoes" para lograr así ganarles la partida.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Deja que la sange fluya pues, a veces, es difícil ganar la partida sobre todo cuando uno sabe que las trampas te pueden hacer ganar una vez pero...¿crees que siempre?; ¿hasta cuándo puede uno huir del juego real?
Gana sabiendo que vas a hacer un guiño a tu rival y en tu cara la sonrisa será tal que no habrá partidas que puedan borrar ésta jamás.
Besos,Mer.

Anónimo dijo...

La rebelión de mi "yo"

Toda la vida sabiéndome y sintiéndome y de pronto un día mi ser se despierta lleno de confusión y pánico.
Mi mente no para de repetirme que estoy majara; mi alma me susurra que no pasa nada y mi cuerpo se bate entre el deseo y el miedo a lo desconocido.
Miro sus ojos y me enamoran y mi mente me regaña ¿en qué estás pensando?,¿acaso no te he enseñado como has de sentir? y me derrumbo y quiero salir corriendo.
Y no quiero que nadie se entere y a la vez me gustaría gritarlo por si alguien me pudiera convencer.
Y siento escalofríos pues nunca imaginé que pudiera arder en mí este deseo sin entender por qué.
Y como escribo en un libro abierto al mundo me gustaría que si alguien me ha entendido me dijera que puedo hacer.

Anónimo dijo...

anónimo es una cursi

anadajad dijo...

Jajajaja es Mer la de mi ex curro, en un momento ligeramente confuso de su vida,,,por ello, tanto sentimentalismo....

Anónimo dijo...

Curiosamente, en esta noche fría de trabajo y cuando ya no tengo nada que hacer, me doy cuenta que he olvidado en casa mi libro - es de Sarah Waters "Falsa identidad" que desde aquí recomiendo a anónimo que lo lea para que aprenda algo de la vida-.
Me he puesto a leer tu blog, lo nuevo y lo antiguo, para matar las horas.
Ya sabía que sabías que era yo sobre todo porque no tuve que esconderme para que lo supieras.
Podrías haber evitado la risa, a pesar de que parece que me echas un cable - ó eso imagino pues no soy tan mala como para pensar otra cosa-y no hacía falta proclamarlo a los cuatro vientos - menos mal que soy consecuente con mis actos-.
Me he enfadado pero supongo que tienes que quedar bien con tus anónimos. El coqueteo siempre está bien y es saludable.
Mer.

Anónimo dijo...

Puede que me haya pasado con anónimo diciendo que para que aprenda algo de la vida pues tal vez sepa más que yo. Más bien de los sentimientos que no dejan de ser un descubrimiento contínuo sobre todo para uno mismo y siempre engrandecen a los demás por muy cursi que uno parezca.
Mer.