Respiro, respiro, muy fuerte, tan fuerte como me dejan mis pulmones, hincho mi pecho y exhalo el aire interno, cierro los ojos y pienso y siento y me araño para borrarte, mi piel se muda y me arranco el pelo para no olerte, cambio el bote de perfume y el color de las pupilas, quemo las fotos, la almohada y mis uñas, quiero olvidar de mí cualquier atisbo de tí. No necesito de nadie, no quiero que me hablen ni me toquen, sólo te quiero a tí en el timbre de mi puerta, y tú en tu ausencia eres mi más temible magulladura. Sorbo aceite ardiendo e intento matarte en mis entrañas. Y quiero saber que me piensas y no que me has dejado en los residuos, y me tumbo en mi nueva identidad, esa que siempre quisiste y luego disimulaste. Y mi tiempo y la brisa te omite mi latido, ése que resuena en mi cabeza con bombo, platillo y doble corchea.

5 comentarios:

janebeta7 dijo...

para que olvidar?

Anónimo dijo...

Arráncate hasta la última pestaña a ver si después del dolor tus ojos te descubren que el amor está en tí pero no te pertenece.
Quémate las entrañas para ver si vomitas toda tu bilis y así empiezas a digerir que tienes un mundo por delante, maravilloso ó no tan maravilloso pero será tu camino en la vida y si sacas el mejor partido sonreirá a favor de tí.
Amarás y con más intensidad que hasta hoy aunque en estos momentos te sea inconcebible.
No viajes al país de las salchichas pues no hay nada excitante que descubrir.
Permite que la incertidumbre te haga más interesante y no digas que vas a jugar al parchís aunque no da ni para éso.
Mer.

Anabel Verdín dijo...

OK... me gusta que me escribas porque dices más de tí de lo que piensas Mer,,,creo que este blog está resultando una escupidera para muchos...lo que no puede haber resultado ser mejor...
Y por cierto mi amiga Alba es la que se va al país de las salchichas, concretamente a la capital, un verano en Berlín...qué envidia... a mí me encontrarás cada mañana y tarde al ladito de tu mesa!
Poesia=emoción sincera
Pero no quiere decir que no sepa lo que hago, qué me conviene, qué quiero o a quién no. Un beso y hagamos muchos momentos de reflexión conjunta, me gusta pensar para regarme y crecer mientras duermo.

Anónimo dijo...

?¿quieres q no te sea tan sensible la perdida de las cosas del mundo?pues no desees con ansia lo q no tienes,ni tampoco ames con exceso lo q posees

Anónimo dijo...

No me puedo creer que no leyeses esto antes....es el más unipersonal que he escrito de hecho. Y también el más sincero.Que me hablen luego de miedos a mi ser y mis actuaciones cuando tienes en la cara una verdad tan palpable y directa.