X = 2X


Tengo una amiga que le tenía pánico a los ciempiés,
siempre soñaba que le perseguían cientos de ellos
y se le subían por las piernas...
así que cada vez que uno se le aparecía en el camino
a ella le daba por correr hacia la primera pared que encontraba
y rápido se ponía a hacer el pino.

Una vez estuvo tanto tiempo en esa postura
que su cabeza acabó por ponerse tan morada como una petunia,
así que cientos de abejas que por allí pasaban
la confundieron con un buffet de ámbar
y le dejaron la cara tan roja y tan tocada
que el resto nos temimos que un ciempiés comunista
se hubiese marcado en su perfil
un zapateado cien por cien flamenco.

No hay comentarios: