NI COME NI DEJA COMER



TEODORO.
Señora, vuelvo por mí,
que no estoy en otra parte,

y como me he de llevar,
vengo para que me des a mí mismo.

DIANA.
Si después te has de volver a buscar,no me pidas que te dé.
Pero vete, que el amor lucha con mi noble honor,
y vienes tú a ser traspié.

Vete, Teodoro, de aquí;no te pidas,
aunque puedas,que yo sé que si te quedas,
allá me llevas a mí.

TEODORO.
Quede vuestra señoría
con Dios.

DIANA.
¡Maldita ella sea,
pues me quita que yo sea de quien el alma quería!



Representación de la obra EL PERRO DEL HORTELANO en Alcalá de Henares.
Coordinación de vestuario a cargo de SUSANA MORENO.
¡Excelente trabajo mi niña y excelente obra por cierto,
nunca la había visto y me encantó de veras!

1 comentario:

Anónimo dijo...

amores turbulentos, pasiones que no acaban nunca. Puro barroco. La vida misma