Canta y no llores


Me han diagnosticado impotencia para llorar
por lo visto hay un cambio climático en mi lagrimal
dicen que puede durar al menos un mes más
así que estoy apuntada a terapias de optimismo
de todo tipo
desde la mañana hasta la noche,
reiki, budismo, masajes, meditación, tantra y
risoterapia...
la historia es que no me des excusas
para abrir el grifo ocular
y me encuentre con semejante sequía
cayendo por las mejillas.

6 comentarios:

Manu dijo...

Ese defecto del lagrimal lo tiene mucha gente. Yo no, la verdad. Yo tengo el otro. El del lagrimal húmedo y llorón.

Soy de lágrima fácil, tanto como de risa.

A kiss mon amour

Anónimo dijo...

te lamo las heridas de tus ojos
con la humedad de los mios
y te secuestro en un abrazo
que te erosione el dolor
compartido

anadajad dijo...

Mi turno de mutismo
Me quedé sin palabras.

Anónimo dijo...

cleopatra en su imperio echa de menos a julio césar

Anónimo dijo...

Y mientras Julio César se vuelve loco en su trono, pide a sus soldados que encuentren a su amada desaparecida hace ya mucho tiempo. Dicen que quizás sea la última comanda del emperador ya que comienza a perder el ánima y los ánimos por la impotencia de tan colosal conquista. Y mírenle, sigue el pobre sin el aliento de su amada bebiendo leche de burra como un asno y soñando con yacer en el pecho de Cleopatra para mamar eternamente su corazón de gaviota alada.

Anónimo dijo...

cleopatra en la jaula dorada de sí misma se desespera, presa de oscuros miedos, angustias que le devoran y un amor en el pecho que le impide respirar.....