Cómo me pone mi instinto....


Campo, campo, campo, por dentro y por fuera, 11:30 am,
he cogido el coche, he llenado el depósito
y he disfrutado con la lentitud de lo que se elige,
todo el puerto de la cruz verde,
uno de los
circuitos preferidos
de los motoristas domingueros

que en estas lindes suelen ser de los que más saben..

Tras varias horas conduciendo, parando, tomando una cañita
o respirando los olores del monte,
he parado en robledo de chavela
y después en zarzalejo a comer,
sobre todo éste último logra responderte al objetivo buscado,
una pasada
andar entre sus casas de piedra,
oler a chimeneas,
y olvidar por un momento
que eres
bicho desde hace mucho de la urbe.
Por la tarde
he llegado de nuevo a casa
y tras asentar mi culo en el sofá
y poner una peli
de las buenas
he podido apreciar de verdad
la genial
decisión
que he tenido al despertar esta mañana...

No hay comentarios: