Nunca puede uno rendirse ante sus sueños

Nunca he sido devota de este tipo de concursos, no por la base de los mismos sino porque enseguida se olvida la meta de lo que se persigue y se centran en los detalles consumistas que lo convierten en plasmas manchados de polvo. Sin embargo, siempre hay excepciones, y no por los organismos que los dirigen sino por las PERSONAS CORRIENTES que nos devuelven con sus sueños la esencia de ese “algo interno” que todos tenemos dentro, esa substancia que a veces se nos olvida y tienen que despertarnos para mostrarle a uno que la belleza está en las cosas más sencillas.


PAUL POTTS era tenor tras las paredes de su casa y cuando salía a la calle iba derechito a su trabajo que no era otro que atender una tienda de móviles, así, día tras día. Un día decidió presentarse a un casting de estos concursos de talentos que están ahora tan en boga; a partir de aquí el resto sobra, no hacen falta palabras ni caben las dudas acerca de lo que pasó en este proceso de selección; y es que ante lo sublime, la humanidad siempre permanece unida. Y no sé vosotros, pero yo, no he conseguido ver una sola vez éste vídeo sin derramar una lagrimilla de emoción.

2 comentarios:

CresceNet dijo...

Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.

Anónimo dijo...

Si que es verdad,que la belleza está en las cosas más sencillas.
Feliz viernes