El kinder de los huevos


Y cuál ha sido mi sorpresa cuando abro el kinder de delicioso chocolate y encuentro en el huevo amarillo pollo un relleno de pequeñas piezas con una hojita de instrucciones. Las coloco sobre la mesa y voy engranando con minuciosidad cada uno de los extremos de plástico. Avanzando en el cometido veo que se están formando dos muñecas de la mano con un cartel en la parte superior que indica: apretar aquí. Aprieto y suena una canción discotequera que acompaña el movimiento de cumbiera que las muñecas han comenzado a ejecutar. No lo pares, sigue, sigue... no lo pares....
- ¿Bueno qué? ¿Qué sorpresa te ha tocado?
- Un universo confabulado.

No hay comentarios: