Unidad de quemados

Cinco y media, en la oficina, dos horas más para salir de aquí, aire acondicionado roto, sudor en los pliegues de la tripa, aburrimiento en alerta naranja, tobillos hinchados, labios resecos, torrentes de más sudor entre las tetas, desidia frita, asada y al vapor. Calentamiento global, de sala y de silla. Me quiero ir, pago por adelantado a quien me secuestre, a ser posible en carne, y así matamos dos pájaros de un tiro (y si es de coca mejor)…

No hay comentarios: