¿Un papelillo?

Me encanta la delicadeza y maestría que tienen los orientales para hacer figuras de papel. Sí, aquí nunca hemos sabido pasar de esa pajarita que te hacía algún familiar y te regalaba de pequeño para ganarse con intereses tu complacencia; o el avioncito de papel cutre que todavía hoy reconozco que hago cuando me aburro en el trabajo y se lo lanzo al de al lado con claros visos de dar por culo… (Paco, lo siento)… En Oriente en cambio han conseguido desde hace siglos crear arte con el papel como soporte.
Un ejemplo claro es esta feria que acaba de inaugurarse hoy en Corea del Norte y en la que de todas las fotos que destaca la muestra, yo a su vez he destacado esta porque es la que más me gusta y porque me da la gana. Son flores de loto de papel que ahora flotan en Wonju en la décima edición del Festival Hanji o Tradicional del Papel.
Y qué lástima, si no fuera porque me pilla pelín lejos Corea y porque no tengo jardín y mucho menos estanque, me iba y me las compraba todas. Bueno, vale, me conformaba con cinco, eso sí, de varios colores y tamaños. Y las colocaría sobre el agua con sus pequeños puntos de luz y me quedaría horas mirándolas y, y, y… no podría dejarlas solas mucho tiempo porque me parecen preciosas….

No hay comentarios: