¿Hipocresía? No, gracias

Ustedes son los primeros que pueden salvar millones de vidas de niños que no tienen agua, medicinas, comida y por supuesto que no tienen la menor idea de lo que es vivir sin dolor una infancia.
Sólo con dar un 10% de vuestro patrimonio, adquirido durante siglos a base de expoliaciones, conspiraciones con monarquías y gobiernos y sobre todo manteniendo bajo control la NO educación del pueblo para manejarlo como rebaño atemorizado por infiernos y purgatorios, hoy la situación de esos miles de vidas que tanto defendeis sería muy diferente.
No es cuestión de estar a favor o en contra del aborto, el respeto a las diferentes opiniones son la base de la libertad. Pero ustedes no opinan, sentencian, juzgan, se alían con políticos y utilizan estrategias como cualquier empresa sin ética cuyo único objetivo es mantener su poder ideológico y por supuesto económico.
Es curioso leer en estos días artículos acerca de Vicente Ferrer cuyo cuerpo denota ya signos de cansancio, fomentado en gran parte por los 40 años que lleva dedicados en cuerpo y alma a sacar adelante a niños y mayores en la India, un país por cierto con una de las mayores tasas de pobreza del mundo.
Es curioso también ver el otro día en un telediario, cómo un misionero que lleva viviendo en África medio siglo, se llevaba las manos a la cabeza al oír a un Papa del siglo XXI decir la superlativa necedad de que el condón fomenta el sida y para mas INRI, en un continente que se desintegra por el VIH a pasos agigantados.
Si ustedes, obispos, cardenales, Papas o en definitiva todos esos altos cargos eclesiásticos y megacatólicos no piensan hacer nada con sus miles de millones de euros, no lo hagan. Pero eso sí, al menos hagan el favor de callarse y dejen de darnos lecciones de moralidad y de actuación ante la vida bajo el reflejo de sus anillos engarzados en esmeraldas.

2 comentarios:

camisón dijo...

muy bueno niña chica!

Anónimo dijo...

muy chulo!