SE RUEGA SILENCIO


Se ruega, se ruega, se ruega.
Los ruegos hay que rehogarlos muy despacito
para convertirlos en silencios.
Silencios que al pocharlos pueden ser blancos o negros.
Pero a mí desde hace unos meses
los silencios no dejan de salirme grises.
Me ha dicho un filósofo que cuando un silencio es gris
es porque ha sido impuesto, un silencio no elegido.
Y los silencios cuando no se eligen, duelen.
Esto lo sé ya de muy buena tinta.

(tinta gris gris gris)

Se ruega, se ruega, se ruega.
Los ruegos hay que servirlos rápido
para convertirlos en silencios embusteros.
Silencios enmascarados
y pegados a la cobertura de un metrónomo.
Pom pom, pom pom, y al final, PAM PAM, PAM.
Las aceras están acribilladas de latidos artificiales
para satisfacción de los perros de barrio
que no han sido vacunados todavía
contra la rabia.

Verdín

5 comentarios:

camisón dijo...

es que no paras nena, hablas por los codos y a veces es mejor estar calladita, que te lo tengo dicho....

has probado con el silencio en verde??? velde en cubano?....;)

:)xm

anadajad dijo...

Yo sólo hablo con mis amigos y estamos todos muy verdes...así que me temo que el silencio en velde está más que probado....

camisón dijo...

ñeñeññe!insolente!!!
a callar!

besitos en velde y azotes en el culo por contestona! pum y pum!

Lauris dijo...

Hola, me pasó Esme tu blog porque creía que me gustaría, y ha acertado. Aquí ando enganchadísima, me gusta mucho mucho cómo escribes. Y eso, que enhorabuena o felicidades o sigue así!

anadajad dijo...

pues muchísimas gracias guapa...Se agradece el comentario y hala te dejo para no desengancharte de mi blog!Un besazo