El señor Mignoc se levanta todos los días muy temprano, se sienta en la cafetería y pide un café con leche y un croissant a la plancha. Es francés pero lleva viviendo en Senegal más de quince años. Regenta el hotel Le Palmier, un pequeño y bien afincado establecimiento en la zona más urbana de la desurbanizada Casamance. El señor Mignoc tiene 73 años.

No hay comentarios: