Todas son breves,
salvo yo
que soy brevísima,
suscinta como el borde
de un papel.
Pero ese borde
es también un filo.
¿Nunca os habéis
cortado el labio,
o la punta
de la lengua
al lamer
un sobre?
Pues eso.

(gemmalasanta)

No hay comentarios: