Siempre y cuando...


feliz como una perdiz en un coto sin caza, o si eres quién se la lleva a la boca, o si me inmolo para rellenar tu cama con mis plumas, o si no me desplumas como lo hacen los bancos.

No hay comentarios: