Tengo tantos planos de actuación que no es que me vuelva loca, es que estoy loca para poder simplemente saber que uno puede vivir teniéndolos todos tan disonantemente paralelos.

2 comentarios:

Eva dijo...

Pero al final es gustoso el multifacetismo, no? Si sabes colocar las piezas en las casillas correspondientes, no debería de dar miedo. Vamos, pienso yo.
A mi me pasa lo mismo...

anadajad dijo...

Miedo no. En todo caso vértigo cuando colocas mal alguna de esas casillas... pero eso sí, las ganas de rascar y seguir jugando tardan en aparecer lo que un parpadeo en el ojo.