Advertencia de seguridad


Avísame cuando el blanco de tus miradas ya no sea yo. Avísame si me quitas de tus ojos, si se los regalas por navidad a aquella otra. Avísame para no verlo, para no verme, para no verte deseando lo que ya nada tiene que ver conmigo. Avísame para no verme sorprendida con nuestros sueños suicidándose en la taza del váter.
Si giras por otra esquina, hazme ese favor y avísame. Avísame que ya no buscas mis palabras, ni te interesa por qué no suena mi latido.

1 comentario:

Anónimo dijo...

JODER! IBA A HACERTE UN COMENTARIO PERO CREO QUE VOY A ESPERAR UN POCO Y RECUPERARME. UFF! DENSO, MUY DENSO.