No lo sé


No sé
cómo te definiría él,
aquella de allí,
tu mejor amiga
o el enemigo
más cruel.

No sé
cómo te ven
los que te miran ahora
o como te miraban
a los que ya
no ves.

No sé en quién,
sobre quién
o por qué
piensas esto
o aquello
cuando
abres los ojos
por la mañana.

No,
no sé
tu talla de zapatos,
tu color,
tu número favorito,
si te han pinchado
en el estómago
alguna vez
mis besos
deshauciados.

Por supuesto ni idea
de cuáles son tus apellidos,
si te gusta
que te regalen flores,
o evitas las bellezas efímeras
en el salón.

A lo mejor te gusta
llevar el café
a la cama,
o eres
de las que prefiere
que se lo traigan
vestido de
taza berlinesa.

No sé si tienes
cosquillas
en el vientre
en las rodillas,
o el tiempo
que te vas a quedar
en mi vida.


¿Cómo apareciste? ¿Por casualidad?

¿o te empujó un viento racheado del norte?

1 comentario:

Anónimo dijo...

muy precioso.