Diario de una ruptura


Dónde estamos que no nos encontramos mi amor, 
por qué ya no me acaricias nunca la nunca, 
porque me da pereza pararme a escuchar lo que dices, 
porque no sé sorprenderte, 
porque a tu motor ya no lo escucho. 
Dónde estás en este piso siempre tan aburrido, 
me aburro de sexo, 
me aburro de vacío.

1 comentario:

Una pulga cualquiera dijo...

Buena imagen para representar. Sensaciones.