Lleva tus promesas vacías a la esquina
a ver si prostituyéndolas 

ganas un mendrugo de credibilidad.
 
Ilustración: Nelson Ponce y Yusell

2 comentarios:

Lenina dijo...

¿Para cuándo un botón de compartir por aquí abajo? >:D

bataymocho dijo...

Totalmente de acuerdo con Lenina. ¡Me gustaría compartir tu blog! :)