La batalla la perdí desde el principio,  
pero hasta quedarme sin una sola arma 
no pude ni supe aceptarlo,
ése fue mi mayor error, 
tomarme el amor 
como un reto 
y no como el rato 
que disfrutaba contigo 

3 comentarios:

Luisa Fernandez dijo...

óle, óle y óle

e. dijo...

Coincidimos en tantos momentos que asusta.

Estoy vencida, cargada de dolor, pena y tristeza.

Debo renunciar a las causas perdidas...

anadajad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.