Tienes en tus pezones dos mandalas 
dibujados por encargo de los dioses, 
los que iluminan mi destino, 
mi camino a seguir, 
el nirvana que suena a wagner. 
Cada noche les pongo
oraciones escritas con saliva,
no quiero perder el buen feeling 
que se ha creado entre nosotros.

No hay comentarios: